Película del Mes: Evil Dead

Archivo de
Películas del Mes:

Nemesis

Bad Taste

The Andromeda Strain

They Live

Rolling Thunder

The Crazies

Dark City

The Deadly Spawn

Galaxy of Terror

The Hidden

Creepshow

Gojira

Phantasm

From Beyond

The Asphyx

Deadlier than the Male

Prince of Darkness

Double Indemnity

Miracle Mile

Spider Baby

Deep Rising

Phenomena

The Wicker Man

Street Trash

Eraserhead

Mystery Science
Theater 3000: The Movie

Tank Girl

Dead and Buried

Phantom of the Paradise

Cannibal Women in the Avocado Jungle of Death

The Quick and the Dead

Videodrome

subUrbia

Hellraiser

Clueless

The Abominable Snowman

Undercover Brother

The Devil Rides Out

The Crimson Pirate

Logan's Run

The Commitments

Quatermass
and the Pit

Bound

Day of the Dead

The General

Perfect Blue

Bringing Up Baby

Freaks

Monty Python
and the Holy Grail

Killer Klowns
From Outer Space

The Big Picture

Night of the Creeps

Kalifornia

Labyrinth

Fast Times at
Ridgemont High

The Return of
the Living Dead

The Roaring Twenties

Re-Animator

All I Wanna Do

Evil Dead 2

M

Ghost in the Shell

Beyond the Valley
of the Dolls

The Frighteners

JFK

The Adventures of Buckaroo Banzai Across the 8th Dimension

Chasing Amy

Dawn of the Dead

The Big Sleep

The Thing

A Night at the Opera

Starship Troopers

Ferris Buller's Day Off

Tron

Mallrats

Evil Dead

Clerks

Tetsuo

The Breakfast Club

The Day The Earth
Stood Still

Heathers

The Parent Trap

The Haunting (1963)

Can't Hardly Wait

Evil Dead
(Evil Dead )

Renaissance Films
1982
85 minutos

Dirigida y escrita por Sam Raimi

Elenco:
Bruce Campbell .... Ash
Ellen Sandweiss .... Cheryl
Hal Delrich .... Scotty
Betsy Baker .... Linda
Sarah York .... Shelly

Imágenes © 1982 Renaissance Pictures

"The Most Ferociously Original Horror Film Of The Year"
--- Stephen King

("La más ferozmente original película de horror del año")

Creo que a ciertos intervalos durante nuestra vida encontramos una obra artística que produce un cambio en nuestro ser, ya sea en cuanto a ideología, sensibilidad, estética o general visión del mundo. En mi caso he experimentado esto con unos cuantos libros y un par de películas. Una de ellas es, para bien o para mal, "Evil Dead".

Esta seminal obra de horror contemporáneo debutó en 1982 luego de los varios años que duró su producción, evolucionando desde un corto estudiantil hasta estrenarse apoyada por un distribuidor internacional.

La historia de la filmación de "Evil Dead" es larga, ardua y sumamente entretenida, pero no voy a narrarla aquí. Baste decir que su éxito (o como quiera llamársele al impacto que tuvo en el mundo) se debe a tres amigos que desde la preparatoria filmaban juntos cortometrajes absurdos de humor, aventura y acción. Los tres estudiantes eran Sam Raimi, Bruce Campbell y Robert Tapert. Aunque sus roles "oficiales" en "Evil Dead" fueron de director, actor y productor, respectivamente, la realidad es que entre los tres (y desde luego su fiel y sufrido equipo de producción) se encargaron de tantas tareas como fuera necesario, desde sostener el micrófono hasta ir por café para mantener despierto y tibio al equipo durante las largas y gélidas noches de filmación en el estado norteamericano de Kentucky, donde se encuentra (quemada) la cabaña en la que se desarrolla la película.

La trama es muy simple: cinco muchachos (dos parejas y la hermana de uno de los hombres) rentan una cabaña en el bosque para pasar un fin de semana reposando en contacto con la naturaleza y en general divirtiéndose. En la cabaña encuentran un extraño y muy antiguo libro y una grabadora en la que un científico ha grabado sus experiencias durante la traducción del siniestro volumen. Cuando la grabadora reproduce las invocaciones traducidas por el científico, una fuerza maligna despierta en el bosque y procede a tomar posesión de los cuerpos (¡y las almas!) de los campistas, resultando en una orgía de sangre, horror y otros fluídos corporales que es mejor no nombrar.

La historia ha sido en ocasiones comparada con los cuentos de H. P. Lovecraft, pues comparten la premisa de seres metafísicos que duermen en la periferia de nuestra realidad, esperando despertar para retomar su lugar en el mundo real. Aunque efectivamente hay cierta similitud, los escritos de Lovecraft tratan más con la atmósfera de miedo y distorsiones psicológicas que con el terror sangriento y visceral que se muestra en "Evil Dead". La ejecución misma de la película debe cierto crédito al cine de explotación tan favorecido en los setentas. Películas como "2000 Maniacs" de H. G. Lewis y "I Spit on Your Grave" ya habían aprovechado las rudimentarias herramientas técnicas disponibles para mostrar la salvaje carnicería que parecía ser la razón de ser de estas modestas cintas. Pero "Evil Dead" destaca no sólo por su simple pero efectiva historia ni por su exceso de sangre y violencia, sino por la extraña mezcla de ferocidad y humor con los que ataca al espectador, cambiando contínuamente el énfasis entre horror y comedia, e impidiendo que el público se acomode en la esperada rutina en la que tantas otras películas se instalan.

Es por eso que frecuentemente las audiencias modernas responden con risas ante el ataque sensorial de "Evil Dead". Las ocurrencias son tan brutalmente salvajes que la única reacción posible es la hilaridad, utilizada como un confortable mecanismo de defensa ante el desconcierto que la película genera. Es cierto que "Evil Dead" fué mucho más impactante en 1982 que ahora, indudablemente debido a que la influencia que tuvo en el cine se ha extendido hasta el punto de diluírse y convertirse en la parodia del género de horror que sufrimos hoy en día con películas como "Leyenda Urbana" y la nueva "The Haunting". "Evil Dead", junto con "The Texas Chainsaw Massacre" (1974, dirigida por Tobe Hooper) y "Dawn of the Dead" (1979, dirigida por George A. Romero) forman, en mi opinión, la trilogía de clásicos que representan lo mejor del género "gore" (sangriento) por su originalidad y su valor al no comprometer su visión a favor de ajustarse a las expectativas de un público acostumbrado al blando producto que generalmente nos endilga Hollywood. Algunos consideran a la secuela de "Evil Dead", "Evil Dead 2: Dead by Dawn" como un logro superior, con una demencial fusión de humor slapstick y grotesquería que igualmente rinde homenaje a Los Tres Chiflados y a la obra de Lucio Fulci o Dario Argento. Tal vez así sea, pero yo considero que gran parte del valor de la original "Evil Dead" reside en su originalidad y en el modo en que impactó al público hace casi veinte años.

Luego de estos humildes orígenes, el trío principalmente responsable por la cinta ha encontrado éxito en el mundo del cine convencional. Sam Raimi, luego de saciar su deseo por mostrar su dinámico estilo en cintas como "Army of Darkness" (la tercera parte de "Evil Dead", más de aventuras que de horror), "Darkman" y la menospreciada "The Quick and the Dead", ha encontrado aceptación en Hollywood como un competente director de thrillers psicológicos como los laureados dramas "A Simple Plan" y "The Gift". Actualmente filma la esperadísima versión cinematográfica de El Hombre Araña, en la que espero que logre mezclar su fluído y vistoso estilo visual con su maestría para exprimir emociones de sus personajes. Rob Tapert se convirtió en productor televisivo, con los éxitos "Hércules: Los Viajes Legendarios" y "Xena, Princesa Guerrera" como sus principales logros. Otro logro fué el casarse con su estrella de "Xena", Lucy Lawless. Bruce Campbell, adorado por su culto de admiradores, ha participado en incontables películas y programas televisivos, como invitado (en "Los Archivos X", por ejemplo) y como estelar ("The Adventures of Brisco County Jr." del finado Jeffrey Boam, y "Jack Of All Trades"). Aunque ha envejecido un poco, "Evil Dead" representa un momento en el tiempo en el que la complacencia del cine comercial fue invadida por la violenta expresión de terror que durante años se fermentó en el underground. No hay muchas cintas como esta, pero su influencia se siente incluso en nuestros días. Quien guste del cine de horror y no la haya visto hará bien en buscarla para reconocer las auténticas raíces del género contemporáneo, ahora prostituído por los estudios de Hollywood y esperando rescate proveniente, como siempre, del cine independiente.

Pablo del Moral

Google
 
Web www.cinencanto.com