9 Orgasmos, por Pablo

Archivo de Críticas:

Lista por título en español en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)

(De la R a la Z)

Lista por título en su idioma original, en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)
(De la R a la Z)

9 Orgasmos
(
9 Songs )
Revolution Films, 2004
71 minutos

Dirigida y escrita por Michael Winterbottom
Editada por Mat Whitecross y Michael Winterbottom

Elenco:
Kieran O'Brien .... Matt
Margo Stilley .... Lisa

Imagen © 2004 Revolution Films

Mucho se ha comentado sobre los problemas que encontró el director Michael Winterbottom con la censura en diversos países, debido al explícito contenido sexual de su película "9 Canciones" (traducida al español como "9 Orgasmos" en un transparente y desvergonzado intento por atraer al público más morboso). Y aunque tal contenido es ciertamente impactante e inusual, me parece tan gratuito e innecesario como en cualquier otra película.

Creo que debo explicar algo antes de que esto se malinterprete: aunque disfruto de ver desnudos en cine tanto como cualquier otra persona (tal vez deba decir, "como cualquier otro hombre"), en cierto nivel tengo que admitir que me parecen totalmente innecesarios. No puedo recordar alguna escena, de cualquier película, donde la desnudez de sus personajes sea genuinamente "integral al guión" o "indispensable para la historia", como rezan las excusas comunes de directores y defensores de la libre expresión. Estoy totalmente de acuerdo con esa libertad de expresión... pero por favor no me traten de convencer de que la desnudez tiene otro motivo aparte de su obvio atractivo visual.

Por ejemplo, una escena sexual indispensable para el guión podría ser la de "Terminator". Es necesario que veamos que Sarah Connors tuvo relaciones con Kyle Reese, para que quede claro que el futuro hijo de Sarah será también hijo de Reese, y que desde el futuro envió a su padre no sólo para detener al robot asesino, sino para que pudiera embarazar a su madre. Pero ¿es necesario mostrar los pezones de la actriz Linda Hamilton para transmitir el mensaje? Creo que no.

De nuevo, aclaro: me gustó mucho ver los pechos de Hamilton, pero no eran realmente necesarios. Y lo mismo aplica, creo yo, a toda escena con desnudos (quizás podríamos hacer alguna excepción en escenas médicas, o algo similar, pero no puedo recordar alguna en este momento). Y si realmente una película necesita desnudos para causar impacto, está usándolos como barato truco para compensar un guión deficiente.

Entonces, doy todas estas vueltas para decir: los desnudos en cine son ciertamente agradables, pero no creo que puedan tener valor narrativo válido. ¿Cómo justifica entonces Michael Winterbottom las escenas sexualmente explícitas de "9 Canciones"?

No sé.

Veamos si ustedes pueden hacerlo: la película sigue un cierto período de tiempo en la relación entre Matt (Kieran O'Brien) y Lisa (Margo Stilley). Pero lo único que el director nos muestra de esa relación son fragmentos de los conciertos de rock a los que asiste la pareja (las nueve canciones del título), intercalados con sus momentos más íntimos, donde tienen apasionadas relaciones sexuales.

Eso es prácticamente todo. Una relación expresada no en sus más complejas dinámicas e interacciones, sino en sus prosaicas experiencias asistiendo a conciertos de rock, y en los semi-experimentales momentos de ciega pasión que comparten en la cama... y en la cocina... y en el baño...

Ahora, habiendo dicho eso, hay que aceptar que la relación entre Matt y Lisa es fenomenalmente intensa, realista y convincente, pero no por las escenas de sexo, sino por la excelente dirección de Winterbottom y por las perfectas actuaciones del elenco. Y como eso se logra transmitir en una fracción de los 70 minutos que dura la película, sólo me hizo desear ver una cinta más larga, más completa, donde los personajes estuvieran mejor desarrollados y la trama fuera más consistente, y no ocupada en casi un cincuenta por ciento por escenas sexuales.

Supongo que estoy un poco prejuiciado por lo mucho que he disfrutado otras películas de Winterbottom, como "Code 46", "24 Hour Party People" y "Welcome to Sarajevo". En todas ellas la trama mostraba inusual profundidad narrativa, que en "9 Canciones" se ha visto reemplazada por escenas ciertamente estimulantes, pero no muy relevantes a la historia.

En cuanto a las secuencias musicales, tampoco me parecieron notables. Debo admitir que no reconocí a todos los grupos (sólo a los más conocidos, como Primal Scream, Franz Ferdinand y The Dandy Warhols), pero el estilo de rock semi-alternativo es genérico e inconsecuente. Además, tales pasajes están filmados de modo poco atractivo, de manera que ni siquiera se logra percibir la pasión y energía de un concierto de rock.

En fin... supongo que esta es una película muy personal para Michael Winterbottom (¿quizás autobiográfica?) y tal vez por eso no entiendo sus razones. Pero a fin de cuentas "9 Canciones" me gustó, a pesar de la abundancia de distracciones sexuales. Pensándolo bien, tal vez ese fue el propósito del director: denunciar las relaciones fundamentadas exclusivamente en sexo. Por agradables que parezcan, no son reemplazo del amor real, y tienen una clara caducidad, que quizás muchas veces no perciben los participantes mismos, que confunden una cosa con otra.

Entonces, puedo recomendar "9 Canciones" en dos niveles: funcionará bien para el público curioso que desee ver fuertes escenas que rara vez se muestran en los cines comerciales. Pero, mejor aún, se puede ver como un extraño experimento fílmico que nos reta a encontrar el sentido y emoción ocultos en una relación fundamentada exclusivamente en el sexo. De las dos formas será interesante, aunque no muy satisfactoria... excepto para los actores.

Calificación: 7

Pablo del Moral

Google
 
Web www.cinencanto.com