Bailando en la Obscuridad, por Pablo
CinEncanto
Películas recientes
Archivo en Español
Archivo en Inglés

En un par de ocasiones he mencionado que el movimiento cinematográfico Dogme 95 me parece una trampa potencial para disfrazar basura de arte. Sin embargo esta vez me como alegremente mis palabras al presenciar un logro del tamaño de "Bailando en la Obscuridad". No estoy aun del todo cómodo con el mencionado movimiento, pero sin duda esta película culmina su validación.

En "Bailando en la Obscuridad" conocemos a Selma, una humilde inmigrante checoslovaca trabajando en una fábrica del norte de los Estados Unidos para mantener a su hijo y llevar una vida digna, tal como lo vió en las películas norteamericanas. En la humilde vida que lleva, esta mujer está rodeada de la sencilla gente del pueblo, que en mayor o menor medida la apoya; su pasión son las películas musicales de antaño, y en ocasiones eso es lo único que la conforta. Pero Selma carga con un secreto que pone en peligro su trabajo y el futuro de su hijo y que afectará profundamente a la gente que la rodea.

Esa pasión por los musicales (se escuchan varias canciones de "La Novicia Rebelde", que cantadas por Björk toman un matiz muy diferente al acostumbrado) se manifiesta en varias secuencias de baile que realmente chocan con el tono super realista de la cinta. El director Lars von Trier echó mano de las técnicas que su movimiento rechaza (como música, coreografía y montaje), lo que parece comprometer los principios del Dogme. Pero siento que esa fue la intención. La inclusión de estas escenas contrasta fuertemente con el tono pesimista y crudo de la cinta, lo que le agrega una nueva dimensión... al principio cuesta trabajo asimilar esas escenas, pero eventualmente justifican su presencia y añaden significado a lo que de otro modo hubiera sido un vano ejercicio nihilista.

Evidentemente, una película que busca deshacerse del artificio del cine contemporáneo queda a merced del talento del director y sus actores. Al no haber distractores (salvo, en este caso, las secuencias musicales), la atención se centra únicamente en los personajes y en las emociones que transmiten. Igualmente se requiere de un guión ágil en su desarrollo, pero con la profundidad necesaria para respaldar las actuaciones, dando un marco apropiado para la creación de los sentimientos que la historia pretende transmitir.

En cuanto a actores, von Trier ha conseguido un ensamble fantástico, con presencia y talento tan fuertes que logran cargar en sus hombros una película tan difícil como esta. Björk es una revelación como la inmigrante checa. No sólo funciona bien en calidad como actriz; hasta su apariencia y modismos aportan cosas al personaje. David Morse y Peter Stormare dejan un momento sus participaciones secundarias en cintas de elevado presupuesto y regresan al estado puro de la creatividad innovadora. Catherine Deneuve brilla también como la leal amiga de Selma, alternativamente conmovida y exasperada por la bondad de su compañera.

Pero en cuanto al guión... aunque la ejecución es realmente magistral, es necesario aceptar que el argumento no es muy imaginativo, y en manos de un director menos avezado hubiera resultado en un melodrama barato como aquellos que acostumbran recetar las telenovelas. La madre pobre, luchando por su hijo... la bondad de las clases bajas... la autoridad incomprensiva y opresora... el forcejeo con un arma que resulta en un tiro accidental... Afortunadamente las emociones que tan trilladas escenas causan son dolorosamente honestas, y forman el mejor rasgo de esta película.

En resumen, "Bailando en la Obscuridad" es una tremenda película, dura de asimilar pero con gran recompensa narrativa. Su guión es bastante cansado, pero por mucho lo compensa con intensidad estilística y emotiva. Además, la musicalización es extraordinaria, y no sólo para aficionados a Björk. En mi opinión la primera película de Dogme que trasciende su limitada disciplina. Muy recomendable.

Calificación: 9

Pablo

Manda tus comentarios por correo o visita nuestro Foro de Mensajes

Bailando en la Obscuridad
(Dancing in the Dark)

Imagen © 2000 Fine Line Features

Fine Line Features
2000
140 minutos

Dirigida y escrita por Lars von Trier

Elenco:
Björk .... Selma Jezkova
Catherine Deneuve .... Kathy
David Morse .... Bill
Peter Stormare .... Jeff
Joel Grey .... Oldrich Novy
Cara Seymour .... Linda
Jean-Marc Barr .... Norman
Vladan Kostic .... Gene Yeskova
Udo Kier .... Dr. Porkorny
Siobhan Fallon .... Brenda