Los Duques de Hazzard, por Pablo

Archivo de Críticas:

Lista por título en español en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)

(De la R a la Z)

Lista por título en su idioma original, en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)
(De la R a la Z)

Los Duques de Hazzard
(
The Dukes of Hazzard)
Warner Bros., 2005
106 minutos

Dirigida por Jay Chandrasekhar
Escrita por John O'Brien y Jonathan Davis, basados en personajes creados por Gy Waldron
Editada por Jay Chandrasekhar, Lee Haxall y Myron I. Kerstein

Elenco:
Johnny Knoxville .... Luke Duke
Seann William Scott .... Bo Duke
Michael Weston .... Enos Strate
Jessica Simpson .... Daisy Duke
M.C. Gainey .... Rosco P. Coltrane
Burt Reynolds .... Boss Hogg
David Koechner .... Cooter
Willie Nelson .... Tío Jesse
Lynda Carter .... Pauline

Imagen © 2005 Warner Bros.

Hace algunas semanas, leí en salon.com una entrevista con Paul Dergarabedian, mercadólogo estrella de Hollywood, en la que, con aire de conocedor, señalaba a los culpables por la supuesta crisis económica actual de los grandes estudios norteamericanos. Desde luego, uno de los culpables era la piratería; otro era el alto precio de la gasolina; luego, la televisión por cable y la popularidad del DVD; y no podían faltar los videojuegos. Entonces, según Dergarabedian, ya hay demasiadas fuentes de entretenimiento, y por eso menos gente ha ido al cine este año.

Después de haber visto "Los Duques de Hazzard", sólo puedo decir: ¿Qué es un "Dergarabedian"?

Ya en serio, ¿son realmente tan ciegos estos ejecutivos como para no darse cuenta de que el único culpable de su supuesta "crisis" es la ínfima calidad de las películas? No, claro que no lo son. Pero tampoco pueden admitirlo públicamente si quieren conservar sus empleos.

Queda entonces de parte del público apoyar la industria y ver "Los Duques de Hazzard" tantas veces como podamos, para que Hollywood se recupere, y pueda nuevamente hacer buenas cintas, como "Friends - La Película".

Ahora sí, fin del sarcasmo.

Sobra decir que "Los Duques de Hazzard" es una de las peores películas que he visto este año. No sólo es mala... es agresivamente mala, insultando al público con su mediocridad y su profunda estupidez.

La historia se centra en los hermanos Duke, Luke (Johnny Knoxville) y Bo (Seann William Scott), quienes trabajan repartiendo el licor ilegal que fabrica su tío Jesse (Willie Nelson) en el condado sureño de Hazzard. Sus enemigos, desde luego, son los elementos de la policía local, encabezada por Roscoe P. Coltrane (M.C. Gainey) y el cacique local, Boss Hogg (Burt Reynolds), quien tiene un plan secreto que destruirá el condado entero. Los hermanos Duke se enteran de ello, y harán hasta lo imposible para evitarlo. Y por “imposible”, quiero decir “gritar yeeeeha!”

Habiendo dicho todo eso, tengo que admitir que, antes de verla, yo tenía una tenue esperanza de que “Los Duques de Hazzard” resultara al menos divertida. Después de todo, el director es Jay Chandrasekhar, miembro del equipo de cómicos llamado Broken Lizard, quienes hace cuatro años realizaron (bajo la dirección del mismo Chandrasekhar) la hilarante y bizarra comedia "Super Troopers", de tema no muy diferente a "Los Duques de Hazzard".

Además, parecía sencillo llevar al cine un programa tan simplón como "Los Duques de Hazzard". Sólo hacía falta un director que entendiera el ridículo humor de la situación, que supiera filmar acrobacias automovilísticas y que encontrara una guapa mujer para usar los pantalones cortos de la prima Daisy.

Entonces, por partes:

1.- Humor: Para tanto ruido, situaciones absurdas y profunda estupidez de los personajes, hay muy pocas risas en la película. Quizás la única escena que me hizo sonreír fue la reacción de otros conductores cuando ven la bandera confederada que tiene pintada en el techo el famoso "General Lee" (el Dodge Charger '69 que conducen los hermanos Duke). Esta bandera se ha convertido en símbolo de racismo, y en vez de cambiarla por algo más políticamente correcto, el director y su guionista decidieron enfrentar el problema de frente, con resultados vagamente divertidos.

2.- Acrobacias: Con el derroche de recursos y tecnología que podemos esperar de Hollywood, yo esperaba "stunts" y acrobacias automovilísticas impresionantes. Después de todo, ese era el punto central del programa. Y aunque hay un par de saltos y carreras en la película, están filmados de forma tan plana que parece un desperdicio de los talentos del ejército de dobles que sin duda se usaron en la película. Por no mencionar las decenas de coches destrozados.

3.- Pantalones cortos. La actuación de Jessica Simpson es tan insípida que ni su atractivo físico salva las escenas en las que participa (que, afortunadamente, son pocas). Además, después de verla tantas veces en bikini "seduciendo" hombres, la película empieza a dejar un mal sabor de misoginia. No me malinterpreten... disfruto viendo mujeres en bikini tanto como cualquier persona, pero estas escenas son tan gratuitas y forzadas que bordean en lo ofensivo.

Entonces, mi recomendación: absténganse de ver "Los Duques de Hazzard". Si quieren ver a Jessica Simpson en bikini, mejor busquen en MTV el video musical que hizo para su blanda y atonal versión de la canción "These Boots Are Made For Walking". Si quieren ver acrobacias automovilísticas, mejor jueguen un rato el videojuego "Flatout", que además captura perfectamente el ambiente "hillbilly" (también pueden jugar "Burn Out", aunque sea más "sofisticado").

Pero si no aguantan la angustia de saber que son culpables parciales de la crisis económica en Hollywood... vayan a verla. Lo merecen.

Calificación: 2 (sólo porque respetaron al personaje de Flash, el basset hound de Roscoe)

Pablo del Moral

Google
 
Web www.cinencanto.com