El Vengador Fantasma, por Pablo

Archivo de Críticas:

Lista por título en español en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)

(De la R a la Z)

Lista por título en su idioma original, en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)
(De la R a la Z)

El Vengador Fantasma
(
Ghost Rider)
Columbia Pictures, 2007
Estados Unidos, 114 minutos

Dirigida por Mark Steven Johnson
Escrita por Mark Steven Johnson, basado en personajes creados por Roy Thomas, Gary Friedrich y Mike Ploog
Editada por Richard Francis-Bruce

Elenco:
Nicolas Cage .... Johnny Blaze/Ghost Rider
Peter Fonda .... Mephistopheles
Eva Mendes .... Roxanne Simpson
Donal Logue .... Mack
Wes Bentley .... Blackheart
Sam Elliott .... Caretaker

Imagen © 2007 Columbia Pictures

Aunque soy fiel aficionado a los comics, nunca seguí las aventuras de "Ghost Rider" (en cualquiera de sus versiones) porque, simplemente, nunca he tragado los personajes e historias místicas y de rebuscada espiritualidad. Por eso, a pesar de que la imagen del demoníaco motociclista en llamas es indudablemente atractiva, la mitología que lo rodea siempre me pareció torpe y carente de disciplina dramática... lo cual se repite en la película "El Vengador Fantasma", que lleva al cine a este personaje de segunda.

La cinta se centra en Johnny Blaze (Nicolas Cage), motociclista acrobático que en su juventud hizo un pacto con el diabólico Mefistófeles (Peter Fonda) para salvar la vida de su padre enfermo. Como siempre ocurre, el trato no dio el resultado esperado y ahora, años después, el indestructible Blaze gana fama y fortuna con sus acrobacias motociclísticas... hasta que regresa Mefistófeles para ordenarle que destruya a un grupo de demonios que escapó del infierno. Blaze se rehúsa, pero no tiene otra opción, pues Mefistófeles lo ha transformado en el Vengador Fantasma, un temible esqueleto incandescente con extraños poderes que se manifiestan en presencia de gente (o demonios) malévolos y peligrosos.

Creado en los setentas por Roy Thomas, Gary Friedrich y Mike Ploog (aunque la película no se toma la molestia de mencionarlos) y re-inventado en los noventas por Howard Mackie y Javier Saltares, Ghost Rider ha tenido una irregular presencia en los mitos de Marvel Comics, pues sus vagos poderes y confuso origen nunca lograron atraer guionistas con el talento necesario para hacerlo interesante o relevante.

Para bien o para mal, lo mismo ocurrió con la película: el guionista y director Mark Steven Johnson (quien probó suerte llevando a la pantalla el comic "Daredevil" hace unos años) aplica la tradicional fórmula de quien quiere salir rápidamente del paso: drama genérico, personajes prefabricados y abundantes efectos especiales de dudosa calidad para marear al espectador. El resultado es patéticamente ridículo, predecible y estúpido... pero entretenido.

La principal razón de ello es Nicolas Cage. El horrible guión sólo ofrece los más burdos trazos del personaje principal, pero Cage de algún modo logra inyectar energía y humor para hacerlo, si no creíble, al menos interesante. Además, la ocasional presencia de veteranos como Peter Fonda (como el satánico "Mefistófeles" - ¿por qué no conservaron el nombre de "Mefisto" que aparece en el comic?) y Sam Elliott (como un enigmático sepulturero) eleva un poco el nivel dramático de la película y la hace pasadera.

Por el contrario, Eva Mendes no sabe qué hacer con su papel de reportera románticamente ligada a Blaze. Esta guapa actriz ha tenido buen desempeño en otras películas (como "Training Day" y "Stuck on You"), pero definitivamente necesita un director más sólido y eficiente que Johnson para lucir su mediano talento.

Los genéricos villanos "goth", encabezados por el usualmente apto Wes Bentley, producen más risas que temor, y su periódica presencia emula la estructura (y la apariencia) de un videojuego: contrincantes de dificultad progresiva que son meros obstáculos antes de enfrentar al "final boss". Al menos los efectos especiales son vistosos, no necesariamente realistas, pero bien diseñados; y debo aplaudir la buena implementación del fuego digital y la correcta solución de los problemas que implica realizar en tercera dimensión un esqueleto con chamarra de piel.

Si la motocicleta hablara, "El Vengador Fantasma" alcanzaría niveles de estupidez dignos de una de esas películas "tan malas que son buenas". Lamentablemente no fue así, y no pasa de ser una mala película que intenta redimirse con imágenes atractivas, secuencias de aparatosa acción y débiles intentos de humor. No la puedo recomendar como adaptación de un mediocre comic, pero sí como una comedia accidental aderezada por la exuberante y divertida actuación de Nicolas Cage y de sus veteranos mentores. Y como Hollywood ya arruinó a los principales héroes de Marvel (con la honrosa excepción del Hombre Araña), la podemos ver como emisaria de la siguiente remesa de cintas basadas en personajes secundarios listos para ser explotados por insulsos directores sin aprecio por el arte secuencial. Enhorabuena.

Calificación: 5

Pablo del Moral

Google
 
Web www.cinencanto.com