Niña Mala, por Pablo

Archivo de Críticas:

Lista por título en español en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)

(De la R a la Z)

Lista por título en su idioma original, en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)
(De la R a la Z)

Niña Mala
(
Hard Candy)
Vulcan Productions, 2005
Estados Unidos, 103 minutos

Dirigida por David Slade
Escrita por Brian Nelson
Editada por Art Jones

Elenco:
Patrick Wilson .... Jeff Kohlver
Ellen Page .... Hayley Stark
Sandra Oh .... Judy Tokuda
Jennifer Holmes .... Janelle Rogers

Imagen © 2005 Vulcan Productions

Con frecuencia me refiero a aquellas películas independientes que trascienden sus limitados recursos con buenas ideas y notables actuaciones. "Niña Mala" es una de esas loables obras, pero creo que de mayor importancia es su ambiguo mensaje, y el modo como seguramente dividirá la percepción del espectador.

Al principio de la película vemos las pláticas que, a través de Internet, sostienen una joven adolescente y un hombre mayor que ella. Entre el inocente flirteo del "chat", ambos fijan una cita para conocerse en la vida real, y cuando finalmente se encuentran, parece fácil adivinar sus intenciones. Jeff, fotógrafo profesional de modelos, invita a Hayley, de 14 años, a su casa para escuchar música... ¿o acaso se invitó ella sola? Eventualmente llegan a la elegante residencia del fotógrafo y, luego de un par de copas, Hayley lo invita a fotografiarla, lo cual traerá consecuencias inesperadas para ambos... y para el público.

Quiero evitar en lo posible comentar sobre ciertos eventos y giros que ocurren en esta ingeniosa película, pero creo que será muy difícil hacerlo sin señalar exactamente por qué me parece buena. En fin, lo intentaré.

La estructura de la película toma hasta cierto punto la fórmula del gato y el ratón: el cazador y la presa en constante conflicto. Pero, aunque ciertamente hay un elemento de riesgo físico y tangible, la batalla principal entre los protagonistas se desarrolla en la mente, con ambos ofreciendo justificaciones por su comportamiento y motivación de sus intenciones. Y aunque parezca obvia la solución "correcta", la película prefiere sumergirnos en una ambigüedad moral que no permite soluciones simples o justas.

Filmada predominantemente en una sola locación y con un reducido elenco (el 95% del tiempo vemos sólo a los dos actores principales), "Niña Mala" se apoya en un complejo guión y en las excelentes actuaciones de Ellen Page y Patrick Wilson. Page me dejó buena impresión en "X-Men: The Last Stand" con su interpretación de Kitty Pryde, pero en nada se compara con su desempeño en "Niña Mala", donde debe sufrir una notable transformación sin traicionar la esencia de su personaje. Patrick Wilson tiene quizás un papel ligeramente más simple, pero no por ello más fácil. Su transformación también es importante, especialmente por aportar el punto de vista "maduro" a la situación. En resumen, excelente trabajo de este reducido pero talentoso elenco.

No obstante, habiendo dicho todo eso, debo señalar que "Niña Mala" es demasiado larga para la minimalista situación que presenta. Me dio la impresión de que el guionista Brian Nelson estuvo tan complacido con su ingenio que extendió innecesariamente la historia para mostrarnos más diálogos antagónicos y "sparring" mental. Y lo peor es que en un par de ocasiones esos excesos intelectuales amenazan con destruir la credibilidad de la cinta misma, exponiendo algunas de las artificiales mecánicas que los cineastas requieren para hacer que una historia tan inusual tenga sentido y consistencia narrativa.

Ojalá pudiera dar un ejemplo específico, pero prefiero pecar de ambiguo para guardar los secretos de la obra.

A fin de cuentas, la película "Niña Mala" habla elocuentemente por sí misma, y ofrece una inesperada mirada a un tema controversial que podría perturbar a algunos espectadores, pero que definitivamente ofrece buenas dosis de suspenso, emoción e inteligente diálogo. Me pareció algo forzada en algunas ocasiones y un poco repetitiva, pero sin duda es una de las más inusitadas películas que he visto recientemente. Por ello y por su intensa energía y sus excelentes actuaciones merece recomendación. El director David Slade (graduado de MTV) muestra que, además de buen estilo visual, posee el talento narrativo necesario para conducir una difícil historia hasta su satisfactoria conclusión. Esperemos que consiga hacer lo mismo en sus siguientes proyectos.

Calificación: 8

Pablo del Moral

Google
 
Web www.cinencanto.com