El Increíble Castillo Vagabundo, por Pablo

Archivo de Críticas:

Lista por título en español en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)

(De la R a la Z)

Lista por título en su idioma original, en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)
(De la R a la Z)

El Increíble Castillo Vagabundo
(
Hauru No Ugoku Shiro)
Studio Ghibli, 2004
119 minutos

Dirigida por Hayao Miyazaki
Escrita por Hayao Miyazaki, Cindy Davis Hewitt y Donald H. Hewitt, basados en la novela de Diana Wynne Jones
Editada por Takeshi Seyama

Elenco (voces):
Chieko Baisho .... Sofî
Takuya Kimura .... Hauru
Akihiro Miwa .... Arechi no Majo
Tatsuya Gashuin .... Karushifâ
Ryunosuke Kamiki .... Marukuru
Mitsunori Isaki .... Koshô
Yo Oizumi .... Kakashi no Kabu
Akio Ôtsuka .... Kokuô

Imagen © 2004 Studio Ghibli

Me pregunto qué tan humillante será para el estudio Disney (a través de su filial Buena Vista) distribuir en América las películas de Hayao Miyazaki. Mientras que Disney desmantela su división de animación tradicional, Miyazaki y su legendario Studio Ghibli siguen empujando los límites del medio, presentando obras de increíble imaginación y asombroso talento artesanal. Pero incluso si el Estudio Ghibli usara dibujos "de palitos", aún superaría al estudio del Ratón en pura originalidad narrativa.

Debe dolerle a Disney.

Ahora, aunque suene a blasfemia, creo que "El Increíble Castillo Vagabundo" no es la mejor obra de Miyazaki. No obstante, aún así es considerablemente superior a cualquier obra animada de Disney, y una excelente muestra de cine infantil realizado por un equipo creativo que no considera a los niños como meros autómatas consumidores, sino como auténticos espectadores inteligentes e imaginativos.

La trama flaquea en algunos puntos, pero por lo general es lo suficientemente traviesa e impredecible para mantener el interés. La historia se desarrolla en un mundo imaginario, que emula a Europa en el siglo diecinueve, y donde se fragua una guerra entre dos naciones. La protagonista es Sophia (voz de Chieko Baisho), una joven tímida y formal que trabaja en una tienda de sombreros, hasta que una bruja la convierte en anciana. Entonces, Sophia busca al legendario hechicero Howl para que le ayude a deshacer el hechizo, pero cuando por fin lo encuentra, la "joven" decide hacerse pasar por empleada de limpieza, ayudando al buen funcionamiento del curioso Castillo Vagabundo (que es exactamente lo que describe su nombre) del hechicero. Así, con una cruenta guerra como fondo, Sophia empieza a conocer mejor a Howl, creándose una relación que tendrá profundo efecto sobre ambos, y sobre las naciones en conflicto.

Al igual que ocurrió con "El Servicio de Entregas de Kiki", "Princesa Mononoke" y "El Viaje de Chihiro", la trama de "El Increíble Castillo Vagabundo" sigue una lógica muy particular, que centra su atención en el comportamiento y desarrollo de los personajes, dejando como adorno los incontables detalles que enriquecen la narrativa sin convertirse en obstáculos que requieran explicación. Y es esa tácita aceptación de eventos extraños y personajes fantásticos (como el espantapájaros) lo que hace esta película tan divertida y asimilable para niños y adultos por igual.

Además, como mencioné, el trabajo de animación es simplemente asombroso, combinando ingeniosos diseños con un increíble nivel de detalle que hace la cinta muy vívida y energética. Y en los ocasionales momentos cuando se combina la animación tradicional con la digital (como en el caso del epónimo Castillo Vagabundo), el resultado es mucho más fluido y armonioso que en cintas de similar ambición, como "Tarzán" (de Disney) o "Titan A.E.".

No obstante, en comparación con sus obras anteriores, me parece que Miyazaki perdió a ratos el enfoque narrativo durante "El Increíble Castillo Vagabundo". La trama sigue tantos caminos que diluye la importancia de la protagonista, sumergiendo al público en demasiados eventos vagos, que no aportan mucho al tema central. Sin embargo, las bondades de la cinta son tales que superan esa leve falla dramática la cual, de hecho, sólo es notoria por la calidad de las historias en las películas anteriores de Miyazaki.

Poblada por personajes intuitivamente complejos, pero fáciles de asimilar, "El Increíble Castillo Vagabundo" es una película muy divertida e impredecible, además de ser una excelente opción para el público infantil y para padres de familia hastiados del homogéneo producto mercantilista producido por Hollywood. Y para aficionados a la animación, baste saber que esta es una de esas raras películas que no sólo buscan contar una historia interesante, sino que promueven el uso y desarrollo de una forma de arte cada vez más relegada por los avances tecnológicos, pero al mismo tiempo más valiosa por estar realizada por auténticos artistas, y no sólo por ingenieros y técnicos. Aunque siento que esta no es la mejor obra de Miyazaki, sigue siendo altamente recomendable, pues nos ayudará a redescubrir las razones por las que el cine es el "séptimo arte".

Calificación: 9

Pablo del Moral

Google
 
Web www.cinencanto.com