El Regreso del Rey, por Pablo
CinEncanto
Películas recientes
Archivo en Español
Archivo en Inglés

Hace un año, al escribir sobre "Las Dos Torres", comenté que no sabía cómo el director Peter Jackson podría superar aquella cinta. Bueno, la respuesta es tan sencilla como ir a ver "El Regreso del Rey".

Hace alrededor de diez años descubrí a Peter Jackson, cuyas burdas pero divertidísimas comedias de horror (como "Bad Taste", "Meet the Feebles" y "Dead Alive") eran poco menos que el Santo Grial para los aficionados del terror. Ya era entonces evidente que el director tenía gran talento para presentar historias de forma económica, dinámica y con gran sentido del humor. Luego vino su fase seria, con "Heavenly Creatures", un desgarrador drama que mostró que Jackson no sólo sabía echar tripas a la pantalla, sino también crear personajes intensos y creíbles, cuidando tanto el guión como antes cuidara los efectos especiales. "The Frighteners" tal vez es su cinta más ligera... de ningún modo es mala, pero carece del impacto narrativo y visceral de sus obras previas. Y aunque esta filmografía es bastante destacada, nada indicaba que el director neozelandés tuviera el potencial de llevar a la pantalla la seminal obra literaria de J.R.R. Tolkien, adorada por muchos, cuyas expectativas serían casi imposibles de cumplir.

Mis respetos y agradecimiento a quien haya tomado la decisión de confiar a Jackson la adaptación a cine de "El Señor de los Anillos". No puedo concebir siquiera que alguien más hubiera realizado un trabajo tan majestuoso, tan entretenido, y sobre todo tan emotivo. En estos tiempos de "películas evento" que invariablemente desilusionan al público, es casi un milagro que esta trilogía no sólo haya superado las expectativas del público, sino que cada una de las partes haya resultado mejor que la anterior. Y desde luego eso no se debe sólo a la espectacularidad visual de las obras, sino al excelente desarrollo de los personajes. Jackson y sus co-guionistas (Fran Walsh y Philippa Boyens) se preocuparon desde el principio por establecer el viaje emocional de los personajes, su evolución y crecimiento durante la historia. Una vez establecido eso, se ocuparon en buscar a los actores ideales para encarnar tales personajes... y finalmente, han sabido cómo adornar esa simple historia con una extraordinaria estética visual, narrativa y estilística, resultando en películas que trascienden su género, y que se convierten en moderna mitología, que sin duda inspirará a generaciones venideras del mismo modo como grandes obras de arte han inspirado a la gente en el pasado.

Casi no quiero hablar de la trama, pues es un deleite seguir las sorpresas que nos depara el guión. Baste decir que, al igual que en "Las Dos Torres", la atención se centra en la fragmentada Fraternidad del Anillo... Frodo (Elijah Wood), Sam (Sean Astin) y Gollum (Andy Serkis) siguen el escabroso camino a Mordor para destruir el Anillo en las entrañas del Monte Doom; por su parte, Aragorn (Viggo Mortensen), Gimli (John Rhys-Davies), Gandalf (Ian McKellen) y Legolas (Orlando Bloom) se reúnen finalmente con Merry (Dominic Monaghan) y Pippin (Billy Boyd), y junto al Rey Theóden (Bernard Hill) y su sobrina Eowyn (Miranda Otto), proceden a la Ciudad Blanca de Minas Tirith para ayudar a combatir los ataques de las fuerzas del villano Sauron. Así, cada quien sigue su propia historia hasta la conclusión, a la vez dulce y amarga, en la que cambia para siempre el rostro de la Tierra Media.

A pesar de que "El Regreso del Rey" es tal vez la película más espectacular que he visto en mi vida, no son necesariamente las secuencias épicas lo que más recuerdo, sino los intensos momentos dramáticos del elenco. La evolución de Merry y Pippin (que en la primera película me parecieron irrelevantes) es uno de esos momentos, así como la relación entre Eowyn y el Rey Theoden durante la batalla. Igualmente memorable es la interacción entre Frodo, Sam y Gollum, por no mencionar las circunstancias que obligan a Aragorn a afrontar su destino.

Mucha gente sin duda se quejará de los obvios cambios que se hicieron respecto al venerable libro de Tolkien, pero tales protestas carecen de sentido... es evidente que los guionistas tienen gran respeto por la obra original, y que de algún modo mágico han logrado condensar los interminables pasajes de Tolkien en una trama compacta (a pesar de casi tres horas y media de duración) que toca los mismos puntos, y transmite los mismos mensajes. Al igual que se lo propuso el autor, la historia de "El Regreso del Rey" es la culminación de una épica que funciona en varios niveles, con la lucha entre el bien y el mal manifestándose desde las enormes batallas entre los ejércitos antagónicos, hasta el conflicto interno de quienes sufren al portar el Anillo.

Es innecesario enumerar las virtudes técnicas de la cinta. Baste con decir que jamás he visto tal despliegue de tecnologías y desempeño artesanal, todo al servicio de la historia, y no como fines por sí mismos. "El Regreso del Rey" ofrece imágenes realmente únicas, que se quedarán en la memoria durante mucho tiempo y que, aún sin desearlo, servirán como punto de comparación para evaluar cintas que en el futuro busquen igualar el impacto de la trilogía de "El Señor de los Anillos".

Pero a pesar de todos esos halagos, hay que aceptar que la cinta no es perfecta. Algunos puntos dramáticos se sienten un poco torpes, como el destino de Denethor y la resolución de la vida amorosa de Aragorn. El personaje de Gimli sigue empleándose como "comic relief", y ha perdido un poco de la orgullosa dignidad que mostraba en el libro. Y la música de Howard Shore, magnífica por sí misma, opaca algunas de las escenas que adorna, por ser un poco excesiva y carente de sutileza. Y no tiene realmente nada que ver con la película misma, pero la canción "Into the West", interpretada por Annie Lennox, dista mucho del impacto emocional de la magnífica "Gollum's Song", que en "Las Dos Torres" interpretara la maravillosa Emiliana Torrini.

Finalmente, mi principal queja es absurda y arrogante... luego de haber disfrutado enormemente de las versiones extendidas de "La Fraternidad del Anillo" y "Las Dos Torres" en DVD, no puedo dejar de pensar que en su forma actual, "El Regreso del Rey" está incompleta, y que sólo la veremos como debe ser en algunos meses, cuando tal versión extendida aparezca en el mercado. Sé que es ridículo pensar esto, pero creo que los leves problemas que tuve con la historia quedarán resueltos cuando veamos la "versión del director". En fin, tal vez en unos meses actualice esta crítica. O tal vez no.

"El Regreso del Rey" es definitivamente la mejor película de la trilogía, y dejando lo mejor para el final, Peter Jackson logra lo imposible, manteniendo un excelente balance entre el impacto emocional de la obra y su magnificencia visual. Este es cine épico como tal vez nunca más veremos, y realmente me alegra haber sido testigo del nacimiento de esta obra, cuya influencia seguramente se sentirá en el futuro del arte cinematográfico. Cuando vemos "The End" al final de la obra, hay una sensación de satisfacción y nostalgia, pues aunque ha sido un fascinante viaje, debemos aceptar que ha concluido. Al menos hasta el DVD.

Calificación: 10

Pablo

Manda tus comentarios por correo o visita nuestro Foro de Mensajes

El Regreso del Rey
(The Lord of the Rings: The Return of the King)


Imagen © 2003 New Line Cinema

New Line Cinema, 2003
201 minutos

Dirigida por Peter Jackson
Escrita por Fran Walsh, Philippa Boyens y Peter Jackson, basados en el libro de John R.R. Tolkien
Editada por Annie Collins y Jamie Selkirk

Elenco:
Viggo Mortensen .... Aragorn
Elijah Wood .... Frodo
Sean Astin .... Sam
Andy Serkis .... Gollum/Smeagol
Ian McKellen .... Gandalf
Orlando Bloom .... Legolas
Billy Boyd .... Pippin
Dominic Monaghan .... Merry
Miranda Otto .... Eowyn
John Rhys-Davies .... Gimli
Bernard Hill .... Theoden
Liv Tyler .... Arwen
David Wenham .... Faramir