Robots, por Pablo

Archivo de Críticas:

Lista por título en español en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)

(De la R a la Z)

Lista por título en su idioma original, en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)
(De la R a la Z)

Robots
(Robots)
Blue Sky Studios, 2005
91 minutos

Dirigida por Chris Wedge y Carlos Saldanha
Escrita por Lowell Ganz, Babaloo Mandel, Jim McClain y Ron Mita
Editada por John Carnochan

Elenco:
Ewan McGregor .... Rodney Copperbottom
Robin Williams .... Fender
Mel Brooks .... Bigweld
Amanda Bynes .... Piper
Halle Berry .... Cappy
Greg Kinnear .... Ratchet
Jim Broadbent .... Madame Gasket

Imagen © 2005 Blue Sky Studios

"Robots" es mejor que "La Era del Hielo".

Machucarse un dedo en la puerta del coche es mejor que machucarse la mano entera.

Bueno, quizás exagero... "Robots" es una blanda e inofensiva comedia animada, creada por el estudio digital Blue Sky, que trata de emular las obras de Pixar en su técnica y estructura, pero que no consigue llegar a su nivel de contagioso humor e innovadora energía.

Digamos que si Pixar es Jet Li, Blue Sky es Steven Segal.

Pero, dejando a un lado esas oscuras (y absurdas) comparaciones, es innegable que hay gran talento técnico detrás de "Robots". Las imágenes son muy realistas, el diseño de producción es muy imaginativo, y los animadores encontraron un buen balance entre el comportamiento mecánico de los personajes y sus expresiones faciales, lo suficientemente orgánicas como para transmitir sentimientos.

Desafortunadamente nadie prestó igual atención al guión, que resulta ser tan predecible, blando e insípido como el de cualquier película moderna de Disney.

Dicho guión cuenta la historia de Rodney (voz de Ewan McGregor), un entusiasta robot que quiere mostrar su ingeniosa creación al famoso inventor Big Weld (voz de Mel Brooks), para lo cual decide abandonar su hogar en un pequeño pueblo y trasladarse a la gran ciudad, donde descubre que Big Weld ha desaparecido. Entonces, auxiliado por Fender (voz de Robin Williams), Piper (voz de Amanda Bynes) y otros robots, Rodney descubre una conspiración que amenaza con volver obsoletos a miles de robots...

"Robots" ofrece múltiples bondades como espectáculo visual, pero en el plano intelectual es un árido desierto donde sólo florecen las más trilladas homilías de superación personal, amor propio y el valor del individuo ante la gran y corrupta corporación. Claro que el que la distribuidora de la película sea una de esas corruptas corporaciones agrega un nivel adicional de ironía que, tristemente, es lo más gracioso en la película... lástima que sea humor involuntario.

Me gustaría decir que los actores que prestan sus voces a los personajes han realizado un gran trabajo. Después de todo, encontramos gente tan famosa como Ewan McGregor, Halle Berry, Mel Brooks y Robin Williams. Pero el trabajo de voces es tan anónimo y carente de "chispa" que sólo el maniático Williams consigue cierto atractivo; creo que los productores hubieran conseguido mejores resultados empleando un elenco de auténtico talento vocal (como hizo Pixar en "The Incredibles") en vez de contratar "estrellas". Y además imaginen el dinero que se hubieran ahorrado.

Tal vez hubieran podido comprar un mejor libreto.

Pero, para añadir una gota de crítica constructiva (¡ja!) a este cruel ataque contra una película infantil, puedo decir que una de las principales fallas de "Robots" es que no sabe moderarse. Hay buenos momentos de humor en la película, pero toda gracia se pierde cuando se extienden hasta el límite de la tolerancia, volviéndose irritantes en vez de simpáticos.

Como un simple ejemplo mencionaré una escena en la que un robot es atraído por un imán electromagnético, con la consecuencia de que el robot completo queda magnetizado. Entonces, al pasar junto a un bote de basura, tanto el bote como su contenido vibran peligrosamente, amenazando con pegarse al robot. Hasta ahí parece un chiste ingenioso y sutil. Pero los directores (y/o escritores) deciden llevar las cosas hasta el límite, y convierten ese sutil chiste en una frenética rutina de golpes y "slapstick" que se vuelve excesiva y forzada. Y hablando de sutileza, no quiero ni mencionar la obligada escena de flatulencia...

En resumen, "Robots" es una muestra más de entretenimiento infantil moderno, temeroso de innovar, y que se conforma con seguir los preceptos y fórmulas aceptados. Esto no es necesariamente malo, pero en vista del derroche de maestría técnica, me hubiera gustado que los realizadores buscaran igual innovación en sus ideas, y no sólo en la plástica de la película. Y para aficionados a los robots, este consejo: encontrarán mucho mejor humor autómata en la tristemente finada serie televisiva "Futurama". Episodios como "Fear of a Bot Planet" y "Hell is Other Robots" ofrecen mucho más humor, ingenio e inteligencia que la millonaria película "Robots", nombrada así no sólo por sus personajes, sino por los ejecutivos que supervisaron su producción. Y quizás por los niños que se creerán obligados a verla por el enorme aparato publicitario que la precede.

Calificación: 5

Pablo del Moral

Google
 
Web www.cinencanto.com