El Amo del Viento, por Pablo

Archivo de Críticas:

Lista por título en español en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)

(De la R a la Z)

Lista por título en su idioma original, en orden alfabético:
(Números, y de la A a la I)
(De la J a la Q)
(De la R a la Z)

El Amo del Viento
(
The World's Fastest Indian)
WFI Productions, Ltd., 2005
Nueva Zelanda/Estados Unidos
127 minutos

Dirigida y escrita por Roger Donaldson
Editada por John Gilbert

Elenco:
Anthony Hopkins .... Burt Munro
Saginaw Grant .... Jake
Annie Whittle .... Fran
Diane Ladd .... Ada
Christopher Lawford .... Jim
Chris Williams .... Tina Washington
Jessica Cauffiel .... Wendy

Imagen © 2005 WFI Productions Ltd.

Luego de ver "El Amo del Viento" salí del cine con intención de consultar Wikipedia para corroborar la exactitud histórica de la película. Sin embargo, eventualmente decidí no hacerlo. La película funciona magníficamente bien como puro entretenimiento, y no quise arruinarme la experiencia con una inoportuna dosis de realidad.

"El Amo del Viento" comienza en un pequeño pueblo de Nueva Zelanda a mediados de los sesentas, donde el tenaz anciano Burt Munro (Anthony Hopkins), trabaja incansablemente en su taller casero modificando una antigua motocicleta Indian, fabricada en 1920. El sueño de su vida, que finalmente ha decidido realizar, es viajar a las planicies salinas de Bonneville, Utah, en los Estados Unidos, para participar en el concurso de velocidad terrestre que cada año se lleva a cabo en ese legendario lugar. Pero no será tan fácil... además de contar con recursos muy limitados, Munro tendrá que enfrentar los problemas del traslado, burócratas incompetentes, una nueva y extraña cultura y, para colmo, sus serios problemas cardiacos. Sin embargo, su afable personalidad y su indomable espíritu ayudarán mucho a hacer más fácil el viaje.

El director australiano Roger Donaldson tuvo una breve carrera en Nueva Zelanda antes de ser adoptado por Hollywood, donde realizó cintas de variable calidad. Las peores (como "Cocktail", "Cadillac Man" y "Dante's Peak") muestran a un director mercenario, sin mucha convicción ni particular visión. Las mejores (como "No Way Out", "The Getaway" y "Thirteen Days") prueban su habilidad técnica y su buen manejo de actores... pero, igualmente, sin mucha emoción. No obstante, con "El Amo del Viento" Donaldson se sumerge en un tema obviamente muy cercano a su corazón, y si bien por ello la cinta resulta en ocasiones cursi y melosa, definitivamente muestra la pasión de Donaldson por el personaje central y su fantástica historia.

Además, la ausencia de influencia "hollywoodesca" en la manufactura de la película le aporta un aire de sencillez que coincide perfectamente con su protagonista, contribuyendo también al tono amable y despreocupado que hace más verosímil la trama.

Pero, además de Donaldson (también responsable por el guión), el otro puntal de "El Amo del Viento" es sin duda Anthony Hopkins, cuya actuación a la vez simple y detallada impulsa la película y la mantiene viva de principio a fin. Desde su perfecto acento y modismos neozelandeses hasta su lenguaje físico, no queda rastro alguno de Sir Anthony Hopkins, quien es dignamente sacrificado para dar nueva vida al finado Burt Munro. El elenco secundario palidece ante el logro de Hopkins, pero algunos se mantienen a la altura de las circunstancias, como Diane Ladd, en el papel de una extraña habitante del desierto; Christopher Lawford (¡hijo de Peter Lawford!) como un veterano de las pruebas de velocidad; y el niño Aaron Murphy como el solícito vecino del protagonista. Este actor infantil me hizo recordar otra cinta con Anthony Hopkins titulada "Hearts of Atlantis"... otra excelente actuación del veterano actor absolutamente destruida por el niño de esa película. Qué diferencia hay cuando el talento de los intérpretes se apoya mutuamente.

En resumen, "El Amo del Viento" es una película emotiva (quizás excesivamente en algunos momentos), enormemente entretenida y tal vez hasta (¿me atrevo a decirlo?) inspiradora. Las brillantes actuaciones del bien seleccionado elenco y la fluida dirección de Roger Donaldson consiguen que la cinta sea mucho más que una simple biografía, trascendiendo la mera descripción de hechos pasados y dando vida real al hombre que los protagonizó. Algunas secuencias cansan un poco y se sienten forzadas (como el encuentro con el indio o el paseo con el militar), pero es fácil disculpar esas efímeras fallas cuando la experiencia total es tan satisfactoria e interesante. Además, como beneficio adicional, la cinta puede funcionar como auténtico homenaje a los valientes que iniciaron la azarosa actividad de averiguar qué tan rápido podían viajar sobre ruedas; la tecnología y los poderosos patrocinadores se han apoderado de ese pseudo-deporte, pero en la historia de Burt Munro podemos ver el ciego valor y la inexplicable confianza de quien no busca efímera gloria, sino la certeza de que puede lograr lo que se propone. Y eso dura para siempre.

Calificación: 9.5

Pablo del Moral

Google
 
Web www.cinencanto.com